La cierva nos mostró el agua

Primeros de junio. Hacía calor ya a primera hora de la mañana. Era nuestra tercera jornada a caballo y había que cruzar el corazón de la Sierra de la Culebra. Pinos y brezos en flor, brezos en flor y pinos. Caminos pedregosos, suelo áspero y ausencia de agua. Muy avanzada la mañana, antes de la parada para comer, a la derecha del grupo de caballos nos sorprende una cierva, rápida, esquiva. Al ojear el lugar por el que salió al camino, entre los pinos y brezos, las ramas verdes de una acacia. Junto a su base, apenas un charco, del tamaño de un plato de sopa y con dos dedos de agua. Había que abrevar a los caballos. Organizamos una ronda con un par de cubos de lona y una hora después pudimos seguir camino. Desde Ferreras de Arriba hasta Linarejo, inicio y final de la jornada, la cierva fue el único ser vivo que vimos en todo el día. (Ruta de 5 días en 2016)


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Trip Advisor Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon

GREDOS ECUESTRE

Rutas  y  paseos  a  caballo

© 2016 GREDOS ECUESTRE. AVISO LEGAL.

DISEÑO WEB: